Wikileaks: Vault 7, el arma cibernética de la CIA

0
43

El portal de filtraciones Wikileaks ha comenzado este martes a difundir miles de documentos de un programa encubierto de ‘hacking’ (ataque cibernético) de la CIA, como parte de una serie de siete entregas, llamada ‘Vault 7‘, que ha definido como “la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia”.

Vault 7 es una serie de documentos que WikiLeaks comenzó a lanzar el 7 de marzo de 2017 que detalla actividades de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para ejercer vigilancia electrónica y guerra informática. De acuerdo a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, Vault 7 es la filtración más extensa de archivos espía de Estados Unidos. Los archivos, fechados entre 2013 y 2016 incluye detalles sobre las prestaciones de software de la agencia, como la capacidad de comprometer televisores inteligentes, teléfonos inteligentes, incluyendo iPhones y teléfonos con Android, como también sistemas operativos Windows, macOS y Linux. Los teléfonos infectados pueden enviar a la CIA la localización del usuario, sus comunicaciones de audio y textos, y también activan la cámara y el micrófono. Estas técnicas permiten a la CIA ver el cifrado de WhatsApp, Telegram, Skype, BBM, Facebook Messenger y recibir cualquier información de móviles ‘hackeados’ a distancia.

Según la información, la CIA perdió gran parte de su arsenal de ‘hackeo’, incluyendo malware, virus, troyanos, sistema de control remoto y documentación asociada, entre otros. En este caso, los malwares pueden estar en dispositivos USB, CD, DVD, en áreas cubiertas en los discos o en sistemas para ocultar datos de imágenes. Además, realizan ataques contra las redes de Internet y sus servidores través de la Network Devices Branch (Red del Sistema de Dispositivos) de la CIA.

Esta extraordinaria colección de varios cientos de millones de códigos dan a su poseedor la capacidad de ‘hacking’ íntegra de la CIA“, explica Wikileaks en el comunicado. Así, el archivo parece haber estado circulando de forma no autorizada entre antiguos hackers y proveedores del Gobierno, uno de los cuales le ha proporcionado fragmentos a Wikileaks.

Esta primera entrega, llamada “Year Zero” (Año Cero), comprende 8.761 documentos y archivos, procedentes de “una red aislada y de alta seguridad situada en el Centro de Inteligencia Cibernética de la CIA en Langley, Virginia“. La mayoría de los documentos publicados exponen los sistemas de ‘hacking’, software malicioso y armas cibernéticas empleados por la agencia para el espionaje. Aunque los documentos parecen ser auténticos, cuando se les preguntó sobre su autenticidad, el portavoz de la CIA respondió que “la organización no comenta sobre la autenticidad o el contenido de supuestos documentos de inteligencia“. Según el ex-empleado de la NSA Edward Snowden, los documentos “parecen auténticos“.

Fuente: FlipBoard y RT